Transparent image

← Volver al inicio

Soluciones de gestión de campo en temporada baja

Ya sabemos que las soluciones de gestión de campo pueden marcar la diferencia en el negocio de las empresas de mantenimiento, y ponerte rápidamente por delante de tus competidores más directos. Te ayudan a gestionar horarios, a optimizar las rutas que siguen tus técnicos, a mantener el inventorio bajo control y generalmente a conseguir dar un mejor servicio a tus clientes – y por tanto a tener clientes más satisfechos. Pero, ¿pueden las soluciones de gestión de campo también ayudarte cuando es la temporada baja para la industria del mantenimiento?

Igual que muchos otros negocios, las empresas de mantenimiento se ven afectadas por la temporalidad. Durante los meses de calor del verano y los meses de frío del invierno, los técnicos de servicios de campo tienen su época más ocupada. Tener esos días de temperaturas extremas significa que los sistemas de climatización están trabajando a tope, y cualquier error en su rendimiento suele resultar en una llamada a un técnico.

Sin embargo, los meses de temperaturas más suaves como la primavera o el otoño suelen traer consigo un ritmo más calmado en lo que se refiere a esta área de negocio. Es la época de menos carga de trabajo para las empresas de mantenimiento, pero que no entren tantas llamadas de clientes no quiere decir necesariamente que las facturas tengan que dejar de llegar a tu empresa.

Por supuesto que hay épocas de menos trabajo en el sector del mantenimiento de sistemas de climatización, pero esto no debería afectar a la entrada de dinero. Es más, las soluciones de gestión de campo pueden ayudarte a mantener un ritmo estable y continuado, tanto en lo que respecta a la carga de trabajo de los técnicos como en los ingresos de la compañía.

Soluciones de gestión de campo en temporada baja

Prioriza el mantenimiento sobre los arreglos

Los clientes suelen llamar sólo cuando su instalación de climatización tiene un problema que requiere de una intervención inmediata. Es decir, cuando su sistema no es capaz de funcionar a pleno rendimiento (¡o ni siquiera se enciende!) durante el verano o el invierno, cuando más se le necesita.

Por eso, durante los meses fuera de la temporada alta, puede ser una buena idea enfocarse en el mantenimiento preventivo, y no tanto en las reparaciones urgentes de última hora. Puedes, por ejemplo, desarrollar un programa especial de mantenimiento y ofrecérselo a tus clientes, para que así se den cuenta de la importancia de tener su instalación siempre en perfecto estado, y lista para las temperaturas más frías o más cálidas.

Las soluciones de gestión de campo te pueden ayudar con este nuevo producto gracias a sus herramientas de automatización y programación. De esta forma, no te saltarás ni una sola cita de tu calendario para revisar la instalación de algún cliente, y podrás mantener fácilmente un lista con todos los puntos clave que hay que revisar. Así tu labor de prevención estará a la altura de la calidad que esperan tus clientes.

Estas tareas de mantenimiento, además, ayudarán a mantener ocupados a tus técnicos durante la temporada baja, y contribuirán también a genera un flujo de ingresos para tu empresa. Otra consecuencia positiva puede ser la reducción de llamadas por reparaciones de emergencia durante la temporada alta.

Deja que la tecnología te ayude

A fin de que estas tareas de mantenimiento sean todavía más útiles, las soluciones de gestión de campo se pueden usar también para crear alertas que permitirán a tus técnicos saber cuándo es el momento de hacer una comprobación de seguridad.

Instalando los sensores adecuados en cualquier equipamiento de climatización, por ejemplo, podrás recibir mensajes de alerta en el momento en que algo empieza a fallar, o cuando el rendimiento no está al nivel que se espera. Esa alerta puede entonces transformarse en una orden de trabajo que ponga a tu equipo de técnicos inmediatamente en movimiento para atender las necesidades de tu cliente.

El nivel de automatismo proporcionado por el Internet de las Cosas y las soluciones de gestión de campo le proporciona muchos beneficios a tu empresa de mantenimiento. Los trabajadores de plantilla en la oficina no tienen que pasarse el día esperando al lado del teléfono, por si llama algún cliente con un problema urgente. Y los técnicos pueden ponerse en marcha rápidamente en cuanto reciben un aviso para llegar al foco del problema. Todo esto, al final, acaba siendo una experiencia más que satisfactoria para tu cliente.

Dedícate a proyectos secundarios

Las épocas de temporada baja, como otoño o primavera, suelen traer consigo el hecho de tener más técnicos libres. Por eso, éste también podría ser el momento perfecto del año para dedicarse a esos proyectos secundarios (¡no por ello menos importantes!), especialmente aquellos que sean demasiado grandes o complejos como para gestionarlos durante la temporada alta.

Con las soluciones de gestión de campo puedes organizar el trabajo en estos proyectos secundarios muy fácilmente, desde el principio hasta el final. Calcular presupuestos, organizar los horarios de los técnicos, planificar los costes de material… ya sea para una nueva instalación o simplemente para reparar o actualizar una ya existente, la temporada baka es el momento ideal para involucrarse en proyectos para los que, por su envergadura, no tienes tiempo el resto del año. De hecho, podría ser también un servicio extra para ofrecer a tus clientes, como una forma de mantener sus instalaciones de climatización arregladas y revisadas de cara al próximo verano o invierno.

 

Así que como ves, las soluciones de gestión de campo te traen muchas oportunidades para mantener a tus técnicos ocupados y asegurarte de que el flujo de dinero continúa entrando en tu empresa a buen ritmo, incluso en las épocas de menor carga de trabajo.

¡Descarga ya la demo gratuita de Synchroteam y compruébalo por ti mismo!

Esta entrada fue publicada en Best practices, General y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.