Transparent image

← Volver al inicio

Mantenimiento de climatización: ¡la lista imprescindible!

El mantenimiento de climatización preventivo siempre es una buena idea. Puedes ofrecerlo como un servicio extra a tus clientes, y así les das la oportunidad de tomar medidas ante posibles fallos antes de que se conviertan en verdaderos problemas. Realizar un mantenimiento de climatización periódico no sólo te ayuda a solucionar situaciones potencialmente serias incluso antes de que se produzcan, sino que además pueden ser una fuente de ingresos sólida y regular para tu empresa de mantenimiento.

Es precisamente en esta época del año, en pleno cambio de estación, cuando un mantenimiento de climatización exhaustivo es más necesario. El tiempo cada vez es más frío y hay que asegurarse de que esos sistemas de calefacción instalados en los hogares de tus clientes están preparados para el invierno.

Mantenimiento de climatización: ¡la lista imprescindible!

Para obtener el mejor resultado posible, deberías hacerte una completa lista de mantenimiento de climatización con todos los elementos que tus técnicos tienen que revisar. Esto les ayudará a la hora de no olvidar ningún elemento importante mientras comprueban que todo está en orden. La lista debería ser lo más detallada posible, e idealmente debería incluir los siguientes puntos:

Revisión de mantenimiento del propietario

Lo primero es lo primero: asegúrate de que los propietarios de la casa han hecho su parte en el mantenimiento de climatización. Por ejemplo, deberían haber reemplazado los filtros de la caldera siguiendo el esquema que les planteaste – ya fuera, digamos, una vez al mes o cada tres meses. Incluso si han cumplido con lo suyo, pueden haber quedado algunas tareas sin hacer.

 

Comprueba el termostato

El termostato es otro elemento básico en el mantenimiento de climatización, sobre todo si es programable o se trata de uno de esos termostatos programables, o un dispositivo smart que se conecta con el móvil. Cuando hay cambio de temporada, los clientes también prefieren unas temperaturas diferentes en casa – pero a menudo se olvidan de comprobar el termostato para ajustarlas. Si se quejan de tener la casa demasiado fría o demasiado caliente, ¡compruébalo!

 

Revisión del flujo de aire

El siguiente punto en tu mantenimiento de climatización es el flujo general de aire de la casa. Muévete por las habitaciones, inspecciona las rejillas y asegúrate de que el aire corre libremente por ellas, sin ningún elemento que lo bloquee como muebles, juguetes o una alfombra. Un buen flujo de aire es imperativo si quieres que el sistema de climatización funcione correctamente. Tómate tu tiempo para inspeccionar cada conducto de ventilación y asegúrate de que están abiertos del todo – esto te ayudará en tus tareas de mantenimiento.

 

Limpieza del condesador

Además de los filtros de caldera, otro elemento que deberías incluir en el mantenimiento de climatización es el condensador. Después de revisar el flujo de aire dentro de casa, ve fuera y comprueba que no hay ningún resto que pueda estar bloqueando los condensadores: plantas que han crecido demasiado, hojas secas, papeles, restos de haber cortado el césped…

 

Comprobando todos los elementos

Tras revisar todos los elementos de la instalación tanto dentro como fuera de casa, es hora de inspeccionar la propia unidad de climatización. Comprueba el refrigerante, los muelles del vaporizador, el extractor… y por supuesto, el motor y las aspas. Inspecciona también otros elementos de la unidad según sea necesario. Cada sistema es diferente, pero comprobar todos los elementos principales y los puntos más frecuentes de avería te permitirá prevenir fácilmente cualquier futuro problema en la instalación

 

Unos últimos ajustes…

Finalmente, acaba tu mantenimiento de climatización con la revisión de los pequeños detalles: ¿Está todo conectado como debe ser? En sistemas que funcionan con gas, ¿hay escapes? ¿Comprobaste si todo está atornillado perfectamente? En instalaciones eléctricas, ¿está todo conectado? ¿Algún posible bloqueo u obstrucción que hayas podido dejarte atrás? Oh, y por supuesto, no te olvides de un poco de lubicración. 

 

¡Listo para el invierno!

Un mantenimiento de climatización hecho con una lista como ésta puede ayudarte a encontrar potenciales problemas en cualquier instalación antes de que deriven en una situación seria. Por eso, es un beneficio para ambos, tanto tu empresa como tu cliente. Además, con tu software de gestión de servicios de campo puedes programar fácilmente estas operaciones en cualquier momento del año. ¡Descarga ya la demo gratuita y compruébalo por ti mismo! 

 

(Imagen de Brad Hicks)

Esta entrada fue publicada en Best practices y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.